El último mes del año es un período de reflexión y encuentro, de unión familiar y sobretodo el momento perfecto para dar gracias por todas las cosas, buenas